Suelo radiante

Daiclima propone el suelo radiante basándose en cinco principios:

  • Sistema compaginable con cualquier fuente de energía (gas, gas-oil, electricidad, geotermia, bombas de calor, etc...).
  • Sistema de ahorro energético.
  • Sistema de baja temperatura.
  • Sistema compatible con cualquier superficie (madera natural y sintética, moquetas, mármoles, etc...), como referencia para sistemas reversibles (frío-calor) el material cerámico.
  • Sistema invisible.

El procedimiento de refrigeración por suelo radiante es una instalación climática que permite calentar y refrescar con la técnica más natural (la irradiación).

Las instalaciones de suelo radiante aseguran el mejor bienestar en invierno, proporcionando calor a baja temperatura y frescor radiante en verano con la misma instalación.

La refrigeración por suelo permite disfrutar de un frescor sano gracias a la tendencia que tiene el cuerpo humano para intercambiar calor con su entorno.

Disponer de este medio con temperaturas elevadas en invierno y bajas en el periodo estival nos da un confort ideal y a su vez un ahorro energético.